Ctra. Alovera , 11 Local B 19200 Azuqueca de Henares - Guadalajara

Siete consejos para viajar seguros por carreteras secundarias esta Semana Santa

31 de Marzo de 2015

Es tiempo de viajes de Semana Santa y, en un contexto en el que ha vuelto a crecer el número de muertos en carreteras secundarias, conviene tomar precaución y tener en cuenta algunas pautas a la hora de viajar por este tipo de vía, en el que se dispara la siniestralidad.

Enlaces relacionados

El carácter familiar de estas fechas conlleva que sea en las vías secundarias donde se concentran un mayor número de desplazamientos, motivo por el cual la DGT ha puesto especial atención en su control a las carreteras secundarias durante esta Semana Santa. Para poder viajar tranquilos y circular lo más seguro posible, Autocasion.com advierte de los errores más comunes que se cometen en este tipo de vías y ofrece una serie de consejos para procurar evitarlos:

- Cómo ver y ser vistos mejor: en las vías secundarias el campo de visión es menor debido a la menor anchura de la calzada y la proximidad de árboles y vegetación en los arcenes. Por ello, llevar las luces bien reguladas es fundamental para mejorar la seguridad. Compruebe el estado de las lámparas (incluidos los antiniebla) y el reglaje de los faros.

- No apure el depósito: es una mala costumbre siempre, pero en las vías que normalmente tienen poco tráfico es aún más importante, ya que hay menos estaciones de servicio y la mayoría no abren las 24 horas. Evite quedarse sin combustible y rellene antes de llegar a la reserva. Además, los estrechos arcenes hacen muy peligroso quedarnos tirados en la carretera.

- Cuidado con los animales en la carretera: como durante casi todo el año el tráfico es menor en este tipo de vías, es más frecuente que haya animales en sus cercanías. Por otro lado, como estas vacaciones coinciden con el inicio de la primavera, su actividad es mayor, por lo que es más probable cruzarse con algún corzo, zorro, etc. Resulta prioritario respetar los límites de velocidad y aumentar nuestra alerta con un mayor campo de visión preparado para ver movimientos en los laterales de la calzada.

- Ojo a los límites de velocidad: las carreteras secundarias suelen atravesar zonas pobladas y campos de cultivo. Respete las velocidades máximas permitidas, sobre todo las de las poblaciones, y las recomendadas que pueden estar ahí precisamente para evitar encontronazos con máquinas agrícolas frecuentes por este tipo de vías.

- No pise los arcenes: los arcenes de las carreteras secundarias suelen estar sucios, lo cual aumenta la posibilidad de perder el control del coche al fallar la adherencia, pero también la probabilidad de sufrir un pinchazo, algo muy desagradable con el coche cargado y la familia deseando llegar al destino. Además, debido a la estrechez de la calzada, reparar el pinchazo es una situación con mucho riesgo de ser arrollado por otro vehículo.

- Pare en zonas seguras: a veces, los críos se marean en este tipo de vías debido a las curvas y el efecto estroboscópico cuando circulamos entre árboles si hace sol. No pare en el primer sitio, busque una zona que le permita detenerse apartado de la calzada o en una recta con buena visibilidad que permita a los demás conductores advertir nuestra presencia.

- Lleve agua, fruta y chocolate: las procesiones son algo típico de estas vacaciones, tanto las de cofradías como las de conductores. Si tiene que pasar horas en un atasco, es conveniente poder beber y "matar el gusanillo".